Son muchas las cosas que tengo para decir, para gritar, y para pensar, mientras las organizo y no se por donde empezar, comienzo a drenar y a desahogarme, porque tanta informaciĆ³n colapsa mi mente, y llena mi cerebro, va comprimiendo mi corazon y termina por asfixiar mi alma…